7 horas hablando conmigo misma…….

By 18 May, 2018Aventuras

El pasado 22 de abril fue el 2do @ironman703Perú en donde tuve la suerte de participar . Una competencia diferente para mi , sensaciones que no había conocido antes y por las que hoy puedo estar agradecida.


En éste proceso de aprendizaje diario que llevo teniendo desde hace casi 7 años cada meta, grande o pequeña, que me he propuesto la he cumplido y cada una me ha costado de manera distinta , unas más  física, otras muy emocionales pero ésta fue 100% mental.

Meses de entrenamiento previo en los que duermes más temprano, no sales a invitaciones sean de amigos o de trabajo porque sencillamente el cuerpo no te da. Domingos en que mi hija me decía “Mami vamos al parque ” y le pedía que me esperara un rato más porque estaba en el trainer de bici y faltaban 2 horas más de pedaleo y ella me decía “Ya mami yo te espero ” y lo hacia con una sonrisa entre orgullo y quiero que te bajes ya.

Meses  en los que me decía, aquí vamos otra vez y pensaba,  ahora tengo que mejorar mis tiempos ….una presión que me tenia angustiada y se reflejaban en heridas que me salían en la parte de atrás del cuello y de las orejas …..

Y así pasaron los días y llegó el 22 , toda una logística entre todo lo que se usa en una triatlón , coordinar con mis papis para que #JustGia se quede a dormir con ellos, esperar a mi socio con cámara en mano para grabar lo que sería éste nuevo reto y mientras que todo eso pasa en cámara rápida y cámara lenta a la vez en mi cabeza sólo rezaba porque todo salga bien.

Estar en un evento de ésta magnitud es abrumador , todo es grande , mucha gente, la música , la expectativa , la presión, la tensión , la adrenalina , el dolor de estómago , el miedo y ésta vez se sumó uno más ….el dolor de espalda baja que empecé a sentir y no entendía porqué.

Empezó la natación y puedo decir que la disfruté mucho, el día estaba espectacular , sol a las 7:15 am en el mar es hermoso. Al llegar a la mitad del recorrido levanté la mirada y sólo pude decir gracias, me sentía dentro de una película , el mar perfecto, atletas por todos lados , la costa verde imponente y miles de personas alentando en la orilla .

Salí con mejor tiempo que el año anterior y cómo dije lo disfruté mucho pero se me venía “la bici ”  lo que más le temo y de verdad  me cuesta muchísimo.

Fueron  90km de camino empezando con una nueva ruta a la cual  no le había hecho reconocimiento y eso me angustiaba pero ya estábamos ahí bien mojada y con el traje apretadísimo como el de todos los que competían.

Y aquí viene el porque les dije que fueron 7 horas hablando conmigo misma, porque dentro de las reglas de la triatlón no está permitido llevar música y eso te obliga a pensar , pensar y pensar en lo bueno, lo malo, lo doloroso , lo feliz, lo triste, en tus miedos, en tus fortalezas y mucho más.

Fueron para mi más de 3 horas 40 min angustiantes en donde descubrí el porqué de mi dolor de espalda el cual me obligó a bajar de la bicicleta 2 veces para revisar que todo esté ok. Exacto señores esas cosas que a las mujeres nos pasa y a muchas nos tumba por días en la cama. Pero no lo podía evitar ? haberlo previsto? Claro que si si hubiera sabido que se  adelantaría mi periodo por casi 6 días.

El cuerpo es impresionante, responde de maneras que muchas veces no llegamos a entender , me imagino que lo que me pasó fue por estrés , tensión y claro hubo una reacción.

Gracias a Dios eran sólo  los síntomas de cansancio y pesadez pero había que seguir , abandonar jamás será una opción para mi JAMÁS.

Cuando vi el cartel de 80km volví a respirar sólo faltaban 10km  y de ahí tocaba lo que tanto me gusta hacer : correr.

Bajé de la bici, me puse las zapatillas y partí , en la salida de la transición estaba mi familia gritando a voz en cuello : te queremos, vamos tu puedes, fuerza ….. y pensé sólo son 21km , sólo 21km y se termina …..pero el sol estaba criminal y era medio día.

Gía seguía ahí paradita desde las 6:30am alentándome igual que mi ahijada Michela a quien adoro y no paraba de gritar: Madri tu puedes te amooooooo.

El corazón se me llenó de emoción nuevamente y empezamos a correr . En el camino mucha gente gritaba , aplaudía, te decían ya falta poco , tu puedes. Los voluntarios maravillosos creo que nunca se imaginaron el trabajo que les tocaría y nunca dejaron de ayudarnos con una gran sonrisa. GRACIAS

Estabamos cerca a las 2pm y ya se nos  el cansancio  el sol seguía quemando y ya la pista también, resultado 5 ampollas con las que conversé los últimos 5km como si fueran mis mejores amigas.

Chicas acomódense porque esto lo terminamos si o sí y porsupuesto sea la hora que sea la meta se cruza cómo me enseñó mi papá FUERTE  y como siempre digo #CONGLAMOUR

No se logró mejorar el tiempo del año pasado ni por asomo, pero la experiencia vivida no lo cambio por nada.

Hoy puedo decir que soy más fuerte y agradecida , hoy me conozco , me quiero y respeto más . Hoy puedo decir que hasta muchos de mis planes cambiaron después del 22 de abril del 2018 , hoy tengo nuevos retos, nuevas metas , nuevas fechas límite por cumplir .

Gracias por tomarse el tiempo de leer mi post , gracias por ser parte de ésta linda aventura que tiene mucho camino por delante  , gracias por ser mi  inspiración GRACIAS !!!

No quiero dejar de agradecer a quienes me acompañaron como auspiciadores en el #Ironman703Perú :

@Fuxion y @SuuntoPerú empresas espectaculares que confían en mi y a quienes quiero y respeto mucho.

Y cómo aliados siempre conmigo @ImagenFactory @MarianaHidalgoNutricionista @PhysiaEsthetic @DraKarenBustamanteGonzales y @AdvancedDental Gracias !!!

 

 

 

Leave a Reply