Señores ya somos ultramaratonistas , llegamos al día 45 de la cuarentena en Perú.

Así que formalmente ya no es una maratón sino  que estamos en una ultra . Y muchos dirán de que está hablando Erika, a qué se refiero con eso ?

Lo que pasa es que nuestro presidente Martín Vizcarra  al inicio de la cuarentena dijo  ” Señores debemos tener paciencia lo que se viene es una carrera de largo aliento, es una maratón “ metafóricamente hablando claro, pero todo se volvió realidad y más. Pero para los que no saben exactamente por que digo que es una ultramaratón en vez de maratón, se los explico :

Una o un maratón1​ es una carrera de larga distancia que consiste en recorrer una distancia de 42 195 metros (42 km y 195 m). Forma parte del programa de atletismo en los Juegos Olímpicos desde Atenas 1896, en la categoría masculina, y desde Los Ángeles 1984, en la categoría femenina

Y dicho eso, porqué digo que entramos a una ultra :

Una ultramaratón (también llamada distancia ultra) es cualquier evento deportivo que incluye una carrera a pie de recorridos mayor que la longitud de un maratón tradicional de 42,195 metros (26,2188 millas).

Hay dos tipos de eventos de ultramaratón: los que cubren una distancia determinada y los acontecimientos que tienen lugar durante un tiempo específico (ganando el que cubra la mayor distancia en ese lapso de tiempo). Las distancias más comunes son 50 km, 50 millas (80 km), 100 km y 100 millas (160 km).

Otras distancias y/o tiempos incluyen carreras de 24 horas y carreras de varios días, especialidad conocida como Multiday. Las carreras Multiday pueden llegar a cubrir distancia de 1000 kilómetros o incluso más tiempo, como la carrera más larga del mundo de 3100 millas que se realiza cada año en la ciudad de Nueva York (Self-Transcendence 3100 mile race).

Explicado esto puedo decirles con orgullo que he hecho ambas carreras ( maratón y ultra )  y que en ambas lo que prima es el poder de la mente por lo menos en un 70%. Claro está que el entrenamiento físico es 100% necesario, pero ojo, no es lo que te va a llevar a cruzar la meta.

Nosotros señores ya estamos viviendo una ultra maratón tanto física como mental y la estamos haciendo sin ningún entrenamiento previo. Nadie en el mundo se imaginó lo que se venía, nadie ,  y hemos tenido  que hacer lo mejor posible dentro de nuestras posibilidades, paso a paso, un día a la vez.

Cuando empezó la “cuarentena ” de dos semanas,  fue como si nos hubiéramos entrenado para correr 10 kms y llegando ya por el km 8 nos digan que tomemos agua, comamos algo porque teníamos que terminar una media maratón (21km) sin preparación física alguna y abandonados en el desierto.

Definitivamente a todos nos cayó como un baldazo de agua fría pero no había nada más que hacer que mordernos la lengua y seguir las reglas del juego, reglas que ni siquiera están terminadas aun.

Cuando empezamos  “la tercera temporada ” de la Cuarentena creo que todos ya  la veíamos venir, estaba prácticamente  cantada y sabíamos que había una curva que se debía parar. Así que ni modo,aguantar dos semanas más .

Pero si lo vemos como una maratón estaríamos atravesando la famosa ” pared ” o “the wall ” por el km 30 en donde ya tu cuerpo se queda casi sin reservas y tu mente es la que te lleva o no a cruzar la meta final.

En esa etapa sentí un super bajón, si me chocó la pared , cosa que nunca lo había sentido en una carrera. Tuve unos tres días en los que solo quería dormir, lloraba por todo, definitivamente estaba mental y físicamente AGOTADA.

Nunca te rindas

Nunca te rindas

Pero señores así son las carreras de larga distancia, nos llevan al límite, nos duele todo y sentimos que ya no podemos más. Es ahí cuando aparece nuestra garra, fuerza y actitud ante las adversidades. Es ahí donde demostramos de qué y para qué estamos hechos.

Ya hoy en el día 45 señores solo podemos decir que CUALQUIER CRISIS TIENE 3 COSAS:

 

1.- Una solución

2.- Fecha de caducidad y

3.- Una enseñanza para tu vida

Sabemos que la solución tiene que llegar sí o sí (vacuna) , sabemos también que todo ésto en algún momento tiene que terminar, pero que les parece si mientras esperamos a que todo pase  vivimos un día a la vez, sintiéndonos bendecidos  a cada minuto, cada hora, porque definitivamente  cada día  que pasa es una clase maestra para el resto de nuestras vidas.

Señores todos somos ultras en esta carrera de la vida en donde nos ha tocado aprender a ser responsables , empáticos y sobretodo amorosos con nosotros mismos, felicitaciones.

Muy pronto todo pasará, por eso hoy es el momento de amarnos tal y como somos, de aceptarnos y abrazarnos sin miedos ni rencores, para que cuando salgamos al mundo real lo hagamos de la misma manera con todos los demás.

Besotes miles , cuídense mucho y como siempre gracias, gracias , gracias.

Erika